Radiografía sinusal

Spread the love

Entre los múltiples usos de los rayos x en la medicina encontramos que es útil para revisar los senos paranasales.

Los senos paranasales se encuentran a la derecha y a la izquierda cercanos a la nariz.

Hay cuatro pares diferentes de senos:

  • Senos frontales: se ubican sobre y alrededor de los ojos.
  • Senos maxilares: son los senos más grandes y se colocan detrás de los pómulos cerca de los maxilares o las mandíbulas superiores.
  • Senos esfenoides: se encuentran en la parte posterior de la cabeza, cerca del nervio óptico y la glándula pituitaria.
  • Senos etmoidales: estos senos se encuentran entre los ojos y el puente de la nariz. Los senos etmoidales consisten en una colección de 6 a 12 pequeñas células de aire que se abren independientemente en su conducto nasal. Se dividen en grupos frontales, medios y traseros.

Una los rayos x sinusal ayudan a los médicos a detectar problemas con los senos.

Estos se llenan normalmente de aire, por lo que los pasajes aparecerán negros en una radiografía.

Resultado de imagen para rayos x sinusales

Si se observa un área gris o blanca indica un problema. Esto se debe con mayor frecuencia a la inflamación o a la acumulación de líquido en los senos paranasales.

Esta prueba no es invasiva y se puede completar rápidamente con poca molestia o dolor.

Se solicita este estudio si se experimentan síntomas de un problema sinusal o sinusitis, también conocida como infección sinusal.

La sinusitis ocurre cuando los senos se inflaman, causando una acumulación de pus y moco en estas cavidades.

La condición generalmente es causada por una infección bacteriana que se desarrolla después de una infección viral.

Los síntomas de la sinusitis incluyen:

  • Nariz tapada con secreciones nasales espesas que pueden aparecer blancas, amarillas o verdes
  • Dolor o sensibilidad en la frente, entre los ojos o en las mejillas o la mandíbula superior
  • Hinchazón alrededor de los ojos o la nariz o en las mejillas
  • Disminución del sentido del olfato
  • Drenaje postnasal
  • Fatiga
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Dolor de oídos
  • Fiebre
  • Infección sinusal: síntomas, causas y tratamiento

La sinusitis puede ser aguda o crónica.

La sinusitis aguda generalmente dura entre una y dos semanas y puede ser causada por infecciones virales, infecciones fúngicas e infecciones bacterianas.

La sinusitis también puede ser provocada por:

  • Alergias
  • Función inmune reducida
  • Resfriados o gripes prolongados
  • Tumores o pólipos en las fosas nasales o senos nasales
  • Adenoides agrandados o infectados, que son glándulas ubicadas en el paladar

La sinusitis crónica hace que los senos se mantengan inflamados e infectados durante 12 semanas o más. La condición puede desarrollarse como resultado de:

  • Infecciones virales
  • Asma
  • Alergias
  • Sinusitis aguda recurrente
  • Trauma en la cara
  • Problemas con su tracto respiratorio
  • Trastornos por deficiencia del sistema inmunitario

Una radiografía sinusal también se puede utilizar para detectar otros problemas incluido un tumor o sangrado en los senos paranasales.

Este es un procedimiento que debe ser solicitado por un médico y realizarse en en un laboratorio, así que la visita con tu especialista es lo más indicado si sientes síntomas.